Copy

8 Errores de un principiante en decoraciones

Si estás a punto de mudarte o redecorar tu hogar, estos tips te caen como anillo al dedo. Muchas veces pensamos en lo básico pero hay ciertos detalles que no los sabemos hasta que los vemos en nuestro propio hogar.  Lee con atención y asegúrate de no cometer estos errores de principiante en decoraciones:

No usar medidas reales

En algún momento todos hemos caído en la tentación de medir usando pasos, brazos y manos, por flojera a buscar un metro. ¡No lo hagas! Aproximar las dimensiones de cualquier mobiliario o espacio usando esa técnica no funciona y no sorprenderte cuando el sofá nuevo que medía “4 pasos”, ni siquiera entre por la puerta.

Sacúdete la flojera, busca tu metro y calcula el espacio disponible con el que cuentas.

Soñar con aspiraciones imposibles

Aunque te parezca buena idea recrear lo que viste en Instagram, piénsalo dos veces. Siempre es mejor la inspiración a la imitación.

Después de todo, pueden variar las dimensiones, la iluminación y el presupuesto, lo que no significa que no puedas tener un hogar espectacular y con mucho estilo. La clave está en adaptarse, darle tu toque personal y estar abierto a experimentar.

Darle el sí a todos los regalos

Tal vez es más sencillo aceptar ese florero que te dio abuela o guardar la taza de cuando tu mamá fue a Europa. La verdad es que debes conseguir tu estilo, porque la filosofía de “tenerlo por si acaso” convertirá tu casa en un lugar lleno de piezas que no van bien las unas con las otras. Aprende a decir no a aquello que rompa con tu estilo.

Dejar los accesorios para el final

Probablemente has colgado el clásico poster de Pulp Fiction o Breakfast at Tiffany’s en algún momento solo por llenar un muro o decorar un mueble. Pero lo que no sabes es que estás cayendo en un cliché.Planifica muy bien qué piezas exhibirás, poniendo especial atención en los detalles verdes. Las plantas siempre suman en un espacio y hay para todos los gustos y tipos de ambientes.

Creerte el experto de los DIY

En Internet encuentras miles de maneras económicas y rápidas de cómo hacer una lámpara o papel tapiz increíble para tu hogar. Grave error. El 99,9% de las veces el resultado no será igual que si contratas a un experto. Así que busca a la persona indicada para que no te caiga una lámpara mientras duermes.

El eterno “lo arreglaré más tarde”

¿Tienes una vajilla es de plástico? ¿Nivelas tu mesa con un libro? ¿No tienes base para tu cama? Si contestaste que sí a una o dos preguntas, deja esta filosofía de dejarlo para después e invierte en aquellas piezas o arreglos que mejorarán tu vida.

Pintar es siempre es prioridad antes de decorar

Pintar tus paredes con ese tono que te encanta puede parecer buena idea, pero cuando añadas otras piezas te darás cuenta de que estás equivocado. No es fácil mezclar varias paletas de color, por ello planea con antelación cómo combinar tu selección cromática con los textiles y texturas del resto de la decoración.

Dejar los accesorios para el final

Probablemente has colgado el clásico poster de Pulp Fiction o Breakfast at Tiffany’s en algún momento solo por llenar un muro o decorar un mueble. Pero lo que no sabes es que estás cayendo en un cliché. Planifica muy bien qué piezas exhibirás, poniendo especial atención en los detalles verdes. Las plantas siempre suman en un espacio y hay para todos los gustos y tipos de ambientes.

Seguir las tendencias al pie de la letra

Eres fan del diseño y buscas que tu hogar siempre esté a la moda. Ten cuidado con esto, pues podría resultar en un desastre. No porque algo esté de moda quiere decir que lo debas comprar inmediatamente. Aprende a ser selectivo y a adaptar las tendencias del momento a tu decoración actual.

No hay comentarios

Publicar un comentario